jueves, 5 de agosto de 2010

Quejas de la vida.

Despues de mucho tiempo de no escribir (hasta se me habia olvidado que tenia blog xD), redactare algo que sucedio hoy y de lo cual aprendi.

Todo comenzo en el taller de mi papa, en el cual su servidor trabaja en vacaciones. Llegaron 2 centroamericanos a pedir trabajo, el primero de ellos, un salvadoreño que fue deportado de Estados Unidos con junto con toda su famila (su mujer y 2 hijos), o almenos esa fue la historia que nos conto, talvez para darnos lastima y que se le diera trabajo.
El otro tenia apenas 19 años, un guatemalteco que al principio me dio risa (asi bien culei yo xD) porque era bajo de estatura, talvez 1,50 o algo asi, y bien moreno (por un instante crei que era el zipe LOL). Lo malo esque solo teniamos trabajo para uno y se quedo el guatemalteco.
Paso el dia y cuando le preguntamos donde vivia, el respondio que un vagon en la estacion y yo asi de OMG! y nisiquiera dormia dentro del vagon sino que arriba, decia que la gente hasta ha llegado a decirle "perro" solo por dormir en ese lugar, muchas veces ni come, no tiene donde bañarse, imaginense cuando le dan ganas de hacer del "number two".
Al oir esas historias vi que realmente somo muy afortunados en tener lo que tenemos, digo no es que todavia no quiera un smartphone o mas banda ancha, pero almenos tengo donde comer y que dormir placidamente, en fin ojala y de hoy en adelante me guste comer ese horrible vetabel que hace mi mama :S.

1 comentario:

  1. Betabel...

    Aqui no aplica eso que dicen las abuelitas:
    "por tu mejoria tu casa dejarias"

    Lo bueno es que le dieron trabajo al chico, ojala y logre salir adelante.

    ResponderEliminar